×
 x 

Buscar

La Huerta Marina está desarrollando un proyecto de alguicultura para la recolección y cultivo de algas marinas autóctonas del litoral onubense. Se desarrolla en el Paraje Natural de Marismas del río Piedras y flecha del Rompido, en el término municipal de Cartaya, Huelva.

 

Nuestra actividad se centra en la recuperación de un entorno antiguamente utilizado para la producción de dorada y almeja, teniendo siempre en nuestro horizonte una metodología de trabajo en la que intentamos maximizar los recursos naturales desde un punto de vista sostenible.

 

En la actualidad trabajamos con dos tipos de algas, Lechuga de Mar y Gracilaria, y una planta halófita conocida como Salicornia o Espárrago de Mar. Con la idea de optimizar los recursos que nos ofrecen los esteros.

La Lechuga de Mar es un alga verde que se puede encontrar en zona intermareales, charcas, estuarios y rocas hasta una profundidad máxima de veinte metros.

Es un alga de textura fina con un ligero toque amargo que supone un bocado del océano atlántico en su paladar.

Es muy rica en vitaminas A, C y del grupo B; como la vitamina B12. Su contenido en ácidos grados, fibra, proteína y minerales como el sodio, el calcio y el yodo la convierten en un alimento muy completo con bajo aporte calórico.

 

Gracilaria es un alga roja con un nivel graso reducido, aconsejable para suavizar problemas de acidez de estómago, contiene un alto contenido en fibra, minerales y proteínas. A todo esto hay que sumar que es una fuente natural del gelificante vegetal agar agar.

 

 

La Salicornia es una planta halófita muy rica en Calcio, Zinc, Magnesio, Potasio y Sodio. Además de todo esto, sus semillas contienen un alto contenido de ácidos linoléicos (omega 6 y omega 3), sustancias que el organismo no puede producir por sí mismo y las adquiere a través de la alimentación.

 

 

  


TOP

Este sitio web al igual que la mayoría utiliza cookies propias y de terceros, para poder ofrecer nuestros servicios y llevar un análisis estádístico de las visitas.