×
 x 

Buscar

Este Paraje Natural se extiende en la desembocadura del Río Piedras, donde los aportes de materiales provenientes del cauce fluvial, junto con la influencia de las mareas, ha dado origen a un paisaje único, compuesto por un sistema de marismas y una particular formación arenosa de unos diez kilómetros, paralela a la costa y denominada flecha litoral.

 

 

Al recorrer el sendero que se adentra en la Flecha del Rompido se comprueba la vital importancia de este cinturón de dunas formado sobre sedimentos litorales. Además de servir de protección costera contra los azotes del Océano Atlántico, la vegetación, constituida principalmente por barrón, retama o pino piñonero, cobija interesantes especies como el camaleón. Además de por la riqueza natural, el visitante quedará cautivado por el elevado valor paisajístico de este Paraje. La horizontalidad que presenta, junto con el predominio de colores de tonalidades suaves, hacen de él un lugar de inigualable belleza.

 

 

Nuestro entorno se encuentra dentro de la Red Natura 2000; una red ecológica constituida por la Unión Europea para asegurar la supervivencia de la biodiversidad en Europa. En las productivas aguas del río Piedras habitan diferentes especies de invertebrados, crustáceos, moluscos, peces y algas. También podemos encontrar una avifauna compuesta por Correlimos, Cormoranes, Espátulas, Garzas, Agiluchos Laguneros y otras especias que aportan una gran riqueza natural al enclave.

 

Consta de Zonas Especiales de Conservación (ZEC) establecidas de acuerdo con la Directiva Hábitat y de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) designadas en virtud de la Directiva Aves. Su finalidad es asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y los tipos de hábitat en Europa, contribuyendo a detener la pérdida de biodiversidad. Es el principal instrumento para la conservación de la naturaleza en la Unión Europea. Junto al patrimonio natural, esta zona también posee un importante patrimonio cultural. Fenicios, romanos y musulmanes colonizaron estas costas, dejando a su paso restos arqueológicos. En la población de Lepe, se pueden visitar lugares de interés como el Puerto del Terrón, de la época fenicia, y la Torre del Catalán, construida en el siglo XVI con objeto de evitar las invasiones turcas. Hoy día, la pesca tradicional, junto con la afluencia turística, la agricultura de regadío y la acuicultura constituyen la base de la economía de la zona.

 

 

 

  


TOP

Este sitio web al igual que la mayoría utiliza cookies propias y de terceros, para poder ofrecer nuestros servicios y llevar un análisis estádístico de las visitas.